Madeira y Porto Santo

Junio de 2008

Funchal Porto Santo Oeste Este
Nuestro Viaje Sitios más Fotos

FUNCHAL

Estuvimos 8 días entre las islas de Madeira y Porto Santo.
Madeira, tiene los ya conocidos acantilados y su vegetación espectacular pero Porto Santo.. era más desconocida para nosotros. A Porto Santo llegamos en ferry desde Funchal, el trayecto dura unas dos horas y media, el barco es enorme y tiene bares, terrazas, zonas de juego, salas llenas de sofás…. Un lujo. A la salida de funchal vimos delfines saltando a la par que navegábamos, parecía como que te desearan buen viaje.
Porto Santo, tiene todo lo que le falta a su vecina Madeira, casi una docena de kilómetros de arena dorara y pequeñas dunas, que cubren toda la parte sur y le falta lo que tiene Madeira, un poco de vegetación, porque la pobre es bastante seca y con montes muy bajos. Antes de llegar a Madeira, al verla desde el aire… ya se ve una isla verde en el océano.
Sólo al aterrizar en el aeropuerto que está sobre pilares ganándole terreno al mar, te das cuenta, de que no hay una sola llanura en la isla. Para llegar a Funchal, atravesamos una docena de túneles para salvar los desniveles de las escarpadas montañas que componen Madeira.
Nos alojamos en el Pestana Miramar, un hotel que no le falta de nada y con el coche alquilado desde el mismo aeropuerto empezamos a movernos.
Funchal
Una ciudad con más de 500 años de historia, y bien conocida escala en alguno de los primeros viajes en la carrera de las Américas, está llena de rincones en los que parece que se haya detenido el tiempo hace muchos siglos. Es encantadora, sus calles empedradas con mosaicos en el casco histórico, son un muy buen paseo para la primera toma de contacto. Funchal es una ciudad bien comunicada por autopistas y túneles a casi cualquier sitio de la isla. Hay una red de autobuses públicos que la comunican también con casi todos los pueblecillos de Madeira. http://www.horariosdofunchal.pt/ Desde aquí también es desde donde sale el ferry a Porto Santo. Como en casi todas partes, la capital de una isla es el punto de entrada y salida para casi todo el mundo que la visita, con su puerto y su aeropuerto, su estación de autobuses, universidad, hospitales, está dotada de toda clase de servicios. Hay una zona hotelera, donde se concentran la mayoría de hoteles y restaurantes. Para moverse lo mejor es o bien en autobús urbano o el taxi, que son relativamente económicos, (hay que tener en cuenta que las distancias suelen ser cortas). Hay centros comerciales, mercados tradicionales, tiendecillas que parece que lleven ahí toda la vida, con sus típicos bordados expuestos en los escaparates, bodegas donde tomar un vino y las “lapas graelladas” con la gente del lugar y callejuelas estrechas donde perderse. Desde aquí puedes tomar un teleférico para subir a Monte.
En Funchal, hay que callejear mucho por las calles empedradas con guijarros, por el Centro, con su catedral, porta da Cidade, Palacio de Sao Lorenço, Praça do Municipio, bodegas, museos y el barrio marinero etc.

madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008
madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008

Mercado dos Lavradores:
La estrada está llena de gente que entra, sale, vende, compra o simplemente está. Es el punto neurálgico del comercio como se ha hecho siempre en la ciudad, hoy por hoy los hippers se encargan de esa misión (sumunistrarno), pero nosotros siempre en todas las ciudades que hemos estado hemos visitado los mercados, ahí se puede tomar el pulso al lugar donde estás y están las personas que son del lugar.
Un edificio de dos plantas con un patio central lleno de flores y ladrillo antiguo es la primera vista. Nada más entrar los puestos de flores raras que explotan colores y olores, que siguen más adentro, en la zona de los puestos de frutas, con los sabores que te ofrecen a probar en la mayoría de puestos. Todas las frutas tropicales están aquí, pero hasta un simple tomate huele y sabe … excelente. Al fondo del mercado está el pescado, donde los atunes, peces espada, pulpos y muchos otros frutos marinos que nutren a la isla se muestran enteros y los despiezan y limpian a golpe de machete.

Monte.
Lo mejor desde luego es la subida y la bajada. Subimos en teleférico, las vistas, primero del puerto, luego de la ciudad y al final de un buen trozo de la isla, son espectaculares en todo momento. Elegimos el último día porque fue el único que se veía el final del teleférico, siempre, veíamos que se perdía con las montañas en las nubes y supusimos que no era buen momento. La bajada, la hicimos en los típicos “carros de cesto” que descienden por las calles empinadísimas rozando unos patines de madera con el mismo asfalto, dos hombres a modo de pilotos, controlan lo que a veces parece que no se puede controlar, es emocionante, un poco caro para los dos kilómetros que recorre, pero vale la pena. El descenso no es un circuito, sino en las mismas calles de fincha, donde se esquivan y nos esquivan coches y peatones. Desde donde te dejan los canastos, pillamos el bus hasta el centro, por un Euro.
Jardín botánico.
Empezamos por la zona de papagayos donde había un montón de clases de loros, desde enormes pájaros del brasil con plumas largísimas de colores chillones, hasta periquitos y faisanes. Después visitamos la zona de jardín donde hay una muestra de flora impresionante pero… como en cualquier otro sitio de la isla.

[Subir]


Porto Santo

Para llegar a Porto Santo desde Funchal, elegimos ir en barco, en primer lugar porque es mucho más barato que el avión. Los pasajes los compramos en la “main office” de pontosantline (www.portosantoline.pt/) en funchal y nos salieron un 30% más baratos que comprarlo en los chiringuitos del puerto (54€ i/v por adulto).
El Barco enorme y mucho mejor de lo que esperábamos. La travesía es cómoda y dura unas dos horas y media. El equipaje se factura. Hay distintas cubiertas, desde bares, restaurantes, salas de juego wifi (de pago), solarium, cine… lo justo para recorrerte el barco en lo que dura el trayecto y no agobiarte.
Nada más abandonar del puerto de Funchal en ferry, unos cuantos de delfines nos hicieron compañía saltando a la par del barco hasta que nos adentramos en el Mar y dejamos Madeira a nuestra espalda. Al salir del puerto se puede ver el aeropuerto de funchal ganándole terreno al mar ya que… creo que no hay un sólo llano en la isla lo suficientemente grande como para construir la pista.

madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008
madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008

Cuando te acercas a porto santo, ya ves lo bonita y pequeña que es la isla (unos 10 Km. de largo por 5 de ancho). El pico más alto es el de Ana Ferreira, de 283 metros. Contrasta muchísimo con Madeira, por lo amarillenta, playera y seca que es. Cuando llegamos al puerto cogimos un taxi, algo caro para lo que andamos, pero…. es que en la isla todos los desplazamientos son cortos. En la carretera desde el puerto a Punta Calheta, de momento, no encontrarás más que sol, mar, dunas de arena, algunos hoteles, campos de cultivo y demasiadas grúas que hacen prever que en poco tiempo será un destino playero “masificado”, de esos, que… no nos suelen gustar mucho. Las playas están muy limpias y con poca gente (en el mes de Junio, aunque en estas latitudes el tiempo es muy parecido durante todo el año).
Porto santo tiene sólo 5000 habitantes en toda la isla y el “pueblo principal” es Vila Baleira. Hace mucho tiempo fue una colonia importante donde vivió Cristóbal Colón y se casó y tuvo hijos. Visitamos la casa desde donde supuestamente planeó su viaje a América. Tiene una iglesia pequeñita, pero muy bonita, con mosaicos azules y blancos en el exterior. Frente al ayuntamiento (un edificio muy antiguo, donde encontrarás Internet gratis.) hay una gran explanada con árboles y sombras que invitan a tomarte algo en sus terrazas.
En la playa de Vila Baleira, hay un saliente en forma de puente para pasear, desde allí por las tardes los muchachos del pueblo van a retarse a ver quién hace la pirueta más compleja en su salto al agua, es entretenido ir a verlos y se enorgullecen de ver como les fotografías mientras practican el “salto con tirabuzón”.

Desde luego, porto santo vale y mucho la pena visitarla. Nos sorprendió mucho, además de por la tranquilidad que se respira en la isla, lo interesante de su historia, lo limpias de sus playas, lo amables de las gentes, y lo bien abastecida que está (supermercados, farmacias, centros comerciales….).
El último día, como el barco de vuelta a funchal no salía hasta la tarde, alquilamos un coche y… la recorrimos en poco más de una hora y muy despacito.
Desde Vila Baleira, puedes coger un autobús turístico que hace la ruta de “toda” la isla en dos horas. Vila Baleira, está conectada con el resto de la isla con autobuses. Los utilizamos para desplazarnos, pero… algunas veces nos deslazamos también caminando desde punta calheta al hotel o desde el hotel a Vila Baleira, caminando los 4 kilómetros (más o menos) mientras disfrutas de la calma y del paisaje.

madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008
madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008
madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008

[Subir]


El Oeste de Madeira.

Câmara de Lobos
Al Oeste de Funchal, un puerto de pescadores muy pintoresco, donde todavía están las barcas varadas de la misma playa de guijarros negros, hacen unos contrastes muy coloridos, dignos de paisajes de postal. Las calles viejas son estrechas con bares llenos de hombres con pinta de ser de “viejos lobos de mar”, hay una pequeña capilla de pescadores, y detrás de la iglesia del pueblo, al final de una cuesta paralela a la costa, hay un “Miradouro”, donde puedes ver acantilados enormes… pero, como en cualquier parte de la costa de Madeira isla. El resto del pueblo, la parte moderna, pues no tiene mucho más interés que cualquier sitio, pero vale la pena, sentarse frente la iglesia a tomar un café o un refresco y a disfrutar de la tranquilidad y las vistas. El paisaje del pueblo, parece más propio de la costa del norte de Europa que de una islas a unas cuantas millas de la costa africana.
Ribera Brava.
Siguiendo en dirección oeste y por la costa, llegamos a Ribera Brava, un sitio que… de entrada nos pareció más luminoso de Cámara de Lobos, y tan colorido como toda la isla. con su mar azul su montaña verdísima, el negro y blanco de las casas y muchas flores. Al final del paseo, un túnel excavado en la roca lleva al puerto, donde están los pescadores. Cuando llegamos estaban preparando el guiso en el mismo barco, supongo que… acabarían de descargar el pescado. Vale la pena pararse aunque sea sólo un rato y no pasar de largo.

madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008
madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008

Calheta.
No tiene más que la playa artificial con su hotel y un paseo marítimo, eso si, resulta curioso ver como el agua dulce cae en cascada por el acantilado directamente al mar. No tiene mucho interés, más que para descansar un ratito en la playa. Hay una fábrica de ron y melaza.
Punta do Pargo.
El pueblo en sí, está rodeado de huertas con plátanos y otros frutos nuevos para nuestros sentidos. En Punta do Pargo visitamos el faro. En el mismo faro hay una exposición donde puedes ver fotos antiguas y también los sistemas de iluminación que ya no se usan. Desde el faro hay un paisaje espectacular, no sólo mirando al mar y asomándote al altísimo acantilado de más de 300 metros, sino a la espalda, donde sólo se ve un montículo con hierba baja. En la entrada del faro hay un pequeño jardín un tanto descuidado, pero en el que crecen las flores como en cualquier rincón de la isla, de forma natural y salvaje. Es un sitio un tanto apartado y silencioso, donde te puedes hacer la idea de lo solitaria que debe de ser la vida de un farero.
Porto Moniz.
El camino desde Punta do Pargo hasta Porto Moniz, se hace por una carretera serpenteante. El trayecto se hace un poco largo, porque por la carretera no se puede ir muy rápido, ya que está llena de curvas muy retorcidas. En esta zona no hay túneles y la carretera no está en tan buen estado como en el sur. Eso si, el paisaje… es de lo más impresionante. Hay momentos en los que el bosque cubre la carretera por completo hasta no ver la luz del sol. Es un bosque tan frondoso como húmedo y la explosión natural es tan grande que hasta circulando con las ventanas subidas, puedes oler a flores que salpican la cuneta de la carretera durante todo el trayecto. A pocos metros del mar estás en la carretera que zigzaguea a más de 300 metros de altura. Los acantilados que son el paisaje natural de la isla… tienen otra “dimensión” desde esta zona. El agua circula por las acequias de la cuneta. Toda clase de flora invade el camino.
Una vez llegas a porto Moniz, hay que bajar hasta la costa y salvar un desnivel muy alto en muy pocos metros, el coche baja en primera zigzagueando y esperando no encontrarte un autobús de cara. Una vez allí llegamos tarde para bañarnos. La marea había bajado y las piscinas naturales… estaban casi vacías. Suponemos que por la mañana con el agua cubriendo todo lo que quedaba al descubierto al bajar la marea, deben ofrecen un buen baño, aunque… eso de tumbarse al sol, debe ser sobre el hormigón inyectado entre las rocas. Hay que procurar ir por la mañana. Los 70 kilómetros que hasta Funchal, es mejor hacerlos por interior de la isla (por donde volvimos) en lugar de por la costa (como lo hicimos), el camino discurre entre túneles hasta Sao Vicente.
Desde Porto Moniz, por Seixal y Sao Vicente volvimos a Funchal pasando por Ribera Brava.

madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008
madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008

[Subir]


El Este de Madeira.

Camacha.

Un pueblo muy pequeñito, que de entrada, no despierta demasiado interés más que la artesanía con mimbre y su situación en lo alto de una montaña, pero fuimos en Domingo, cuando el pueblo estaba casi solitario, la mayoría de tiendas cerradas y los bares casi vacíos. Estábamos descansando un rato en el parque, cuando de repente empezaron a salir los parroquianos de la iglesia llenando todas las terrazas y las calles de gente vestidos con el reservado para ese día, que se sentaban a disfrutar de esa mañana de Domingo soleada y con aire fresco. En la plaza del pueblo, frente al “relogio” (que no tiene más interés que un bar y una tienda de souvenirs) hay un parque, donde dos camiones tenían improvisado su tienda de frutas y verduras directamente de la huerta, con muy buena pinta, por supuesto. Desde Camacha seguimos la carretera por Aguas Mansas hasta Caniçal, pasando por Santo Antonio da Serra donde había un mercado en la calle y barbacoas con comidas típicas con motivo de la fiesta de la isla.

Caniçal

En Caniçal, hay un puerto industrial para barcos grandes y algún polígono industriale. Comimos muy bien en la playa, en el restaurante Amarelo a base de la dieta “Madeirense”, pez espada y milho, muy bueno, por cierto. En Caniçal hay una pequeña cala de guijarros, arropada por el espigón del puerto donde nos bañamos. Había mucha gente del pueblo en la bonita pero incómoda playa. Desde allí fuimos hasta punta do Castelho, al “miradouro da punta do buraco” a observar el paisaje, que como siempre espectacular, pero en esta parte de la isla, un tanto más seco. A la ida y a la vuelta, quisimos parar en Prahina, que hemos leído en todas las guías que una de las pocas playas naturales donde bañarte en Madeira, pero… era Domingo, y no pudimos ni siquiera aparcar en la carretera, por lo que tuvimos que pasar de largo.

madeira 2008 madeira 2008 madeira 2008

[Subir]


Sobre nuestro viaje.

Volvemos a viajar tres, nuestro hijo tiene ya 2 años y…. ya paga billete.
Estuvimos 8 días entre las islas de Madeira y Porto Santo.

Llegamos al aeropuerto de Funchal, vía Lisboa.
Madeira, tiene los ya conocidos acantilados y su vegetación espectacular pero Porto Santo.. era más desconocida para nosotros. A Porto Santo llegamos en ferry desde Funchal, el trayecto dura unas dos horas y media, en un barco enorme que tiene bares, terrazas, zonas de juego, salas llenas de sofás…, un lujo. A la salida de funchal vimos delfines saltando a la par que navegábamos, parecía como que te desearan buen viaje. Porto Santo, tiene todo lo que le falta a su vecina Madeira, casi una docena de kilómetros de arena dorada y pequeñas dunas, que cubren toda la parte sur y le falta lo que tiene Madeira, un poco de vegetación, porque la pobre es bastante seca , apenas sin árboles.

Antes de llegar a Madeira, al verla desde el aire… ya se ve una isla verde en el océano.
Sólo al aterrizar en el aeropuerto que está sobre pilares ganándole terreno al mar, te das cuenta, de que no hay una sola llanura en la isla. Para llegar a Funchal, atravesamos una docena de túneles para salvar los desniveles de las escarpadas montañas que componen Madeira.

[Subir]


Lugares en Madeira y Porto Santo. sitios/info

Donde dormimos:
FUCHAL: Teníamos reservado un coche en el aeropuerto y las primeras noches en el hotel “Pestana Miramar”, como no tenían sitio nos metieron en el “Pestana Villalge” con el que comparten servicios (piscina, jacuzzi…) pero… nos quejamos y nos cambiaron al Miramar en una Suite. El Miramar está mucho mejor, es nuevo y no tienes que ir al hotel de al lado (entre jardines, pero al hotel de al lado) a bañarte a las piscinas, por ejemplo. El desayuno es en el Village. Hay varias zonas wifi donde te puedes conectar gratis con tu portátil. El hotel, el estado, las instalaciones y el personal inmejorables. Hasta nos hicieron la cena para nuestro niño de dos años dos veces que la pedimos y gratis.
Porto Santo: Hotel Vila Baleira. En la playa, entre Vila Baleira y Ponta da Calheta. Un hotel enorme destaca desde muy lejos, un edificio de hormigón en una isla casi paradisíaca, una pena. Las piscinas interior y exterior eran de agua salada, por lo que no era muy cómodo. Acceso directo a la playa desde el hotel. Internet de pago y el personal (en general) no estaba por hacerte la estancia muy cómoda ni facilitarte las cosas, ni siquiera el más mínimo esfuerzo por entender una lengua tan parecida al portugués como la nuestra. En el puerto vimos un mini-bus con el nombre del hotel que se negó a acercarnos los 6 o 7 kilómetros que había desde el puerto, cargamos con maletas y un niño, que… un gesto tan sencillo y amable nos hubiera hecho un gran favor. El hotel correcto eso si, las vistas desde la habitación en la plata 6 inmejorables. Hay una parada de autobús justo delante que te llevará hasta Punta Calheta o en dirección a Vila Baleira.
Desplazamientos:
Alquilamos un coche a un precio parecido al que lo podemos encontrar aquí. Las gasolina es más cara que en la península.
En Funchal, los taxis y autobuses (www.horariosdofunchal.pt)son una buena forma de transporte y económica.
De Madeira a Porto santo, por supuesto, el ferry con www.portosantoline.pt, el avión tarda sólo 15 minutos, pero es bastante más caro.
En Funchal subimos a Monte en teleférico y bajamos en “carros de cesto” y luego autobús al centro. Donde Comimos:
En algunos sitios fallamos, pero sólo os contaremos en los que acertamos.

Porto Santo: Restaurante Torres, en Camacha. Pollo asado sabrosísimo en un patio fresco y lleno de flores. Frecuentado por gente de la isla. Muy bien, y precio razonable.
O forno. En la salida de vila Baleira dirección Calheta, platos combinados, buena y abundante comida. (hay otro “para llevar” en el Centro comercial fuera de Vila Baleira)

Caniçal: Restaurante Amarelo. Pulpo guisado, pez espada, Milho… la típica comida Madeirense, muy rico todo en la terraza si quieres.

Funchal: Os Combatientes: Detrás del Palacio de Sao Lorenço. Cenamos muy muy bien, a veces es bueno dejarse aconsejar por los camareros.
O Violino, delante del teleférico, recomendado el Arroz de champiñones.
Notas:
A tener en cuenta si viajas con un niño pequeño:
Nuestro hijo tiene dos años y se lo ha pasado genial, playa, montaña, piscinas, teleféricos, árboles, flores, animales, pájaros de colores, barco, delfines, avión. Creo que es un buen destino. En Madeira, todos los pueblos tienen al menos un parque, donde… hay que parar un ratito por la tarde a tirarse por los toboganes y a que juegue a pelota con otros niños. Está claro que ya no somos nosotros los que marcamos el ritmo del viaje y no te puedes proponer una agenda concreta. Tanto en Madeira como en Porto santo hay supermercados, centros de salud, farmacias… todo lo que puedes necesitar lo encontrarás allí, por lo que no hace falta que cargues con mucha cosa (comida, pañales etc…) Sobre la historia, gastronomía etc… puedes encontrar información en cualquier guía.

[Subir]

7 Responses to Madeira y Porto Santo

  1. david says:

    hola estaba pensando ir en noviembre a madeira, en instalarme por alli, hago caricaturas en ibiza desde 1993, y queria cambiar de sitio, estaba pensando ir en noviembre y quedarme hasta mayo o quizas más, he leido vuestro blog, me podriais informar si hay algun pintor? si hay suficiente turismo? quizas seria mejor la isla de porto santo, yo hago windsurf y queria llevar mi coche, simplemente queria poder trabajar un poco para alquilar una casita y disfrutar del mar. no quiero forrarme, solo que me de para vivir, gracias, agradezco cualquier tipo de informacion via email

  2. admin says:

    Hola Sebastián.
    Sobre si hay algún pintor, seguro que encuentras tu hueco. Lo que sí te digo es que si lo que buscas es donde rentabilizar tu trabajo, en Funchal es donde se concentra casi todo el turismo que llega a la Isla, en el barrio del Lido, lleno de hoteles. Porto Santo es mucho mejor para instalarse, más tranquilo y bohemio, pero hay menos turistas que en Funchal. Para llevarte tu coche, puedes embarcarlo en Portimao (sur de Portugal) mira en la web de navieraarmas.com
    Suerte.

  3. lourdes says:

    hola; tenemos pensado ir en semana santa con nuestra hija que tendra casi 17 meses …..he visto que es un destino que està bien para niños,no??
    Bajasteis con vuestro hijo con los cestos???
    gracias

  4. enlamochila says:

    Hola.
    Tal vez llegamos demasiado tarde a la respuesta, pero si, lo hicimos y le encantó, aunque…. aveces… se aceleran un poco, pero lo pasamos bien, vale mucho la pena.
    suerte y buen viaje.

  5. pati says:

    Estoy pensando ir a madeira en diciembre,enel puente,alquien ha ido en esta epoca, no alquilare coche, estare unos 5 o 6 dias, que me recomendais? me instalo en un sitio o voy dando una vuelta quedandome cada dia en los pueblos que visite, tambien me gustaria hacer algun que otro trekking.
    gracias

  6. francisco says:

    hola yo suelo visitar madeira con mucha frecuencia y te puedes que darte en cualquier pueblo, y para hacer trekking es el mejor sitio.

  7. luz stella says:

    hola soy luz viajo en abril a Funchal, la informacion que he leido me parece super interesante, me gustaria me recomendaras un lugar economico para alojarme. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *